El miedo al rechazo en el Network Marketing

Aunque hay estudios que aseguran que aproximadamente un 95% de quienes sobreviven 10 años en el Network Marketing adquieren riqueza (o una vida mejor que si hubieran seguido en otros oficios), el primer año (e incluso los primeros meses) resulta increíblemente decisivo para sobrevivir como networker de éxito.  El muro mas resistente que se encuentra un nuevo networker es sin duda el miedo al rechazo y superarlo o no será la clave del éxito en su carrera.

Miedo al rechazo en el network marketing

Otra importante estadística es que más del 60% de todos los nuevos distribuidores abandonan en el primer año, siendo ésta la etapa más importante de su aprendizaje.

La preparación y la anticipación al rechazo es un punto muy importante a la hora de afrontarlo, y es que el miedo al rechazo hace que el negocio se paralice por completo.

Sentir miedo a ser rechazado es algo universal, todos lo hemos sentido alguna vez y todos lo odiamos, y mas aún si proviene de amigos o familiares. El desánimo estará siempre presente en aquellos que no sepan aprender de los rechazos y asumir que es parte de su nuevo trabajo. Robert Kiyosaki cuenta en su libro “Escuela de Negocios” que las personas mas exitosas son las mas rechazadas. Todo es estadística: A mayor número de rechazos, mayor número de aceptaciones encontraremos.

Hay que pensar que el rechazo es inevitable. No todas las personas ven esta industria como una oportunidad, y además tampoco están dispuestas ni a cambiar, ni a invertirle tiempo. Es por ello que es necesario estar preparado y entrenado con anterioridad para los primeros rechazos.

Cuando nos roban un sueño, hay que estar muy concienciado para recuperarlo, y a menudo se nos viene a la mente preguntas como: “¿Por qué hago esto?” a lo que nuestra mente responde: “Si abandonas, jamás pasarás por ninguna humillación ni rechazo”. Y este, amigos míos es el camino rápido, pero para el fracaso.

Los fracasos convertidos en fuerza motivacional es el combustible que te va a ayudar a seguir adelante, es el mejor “motor” que podrás tener para afrontar tus primeros pasos en esta industria. Eso solo se consigue elevando tu propio nivel de confianza y autoestima, y sobretodo teniendo una actitud positiva.

Por todo lo mencionado, es por lo que muchas personas disfrutan del Network Marketing, porque para ellos es sin duda el mejor curso de desarrollo personal que hayan podido tener.

Bienvenid@s compañer@s a este bonito desafío.

Factores que impiden escuchar bien a los demás

Escuchar es una gran manera de ayudar a otros y a nosotros mismos. Al convertirte en un buen oyente adquieres la habilidad de desarrollar relaciones fuertes, reunir información valiosa y aumentar el entendimiento para con los demás y nosotros mismos. Pero, ¿Que nos impide que escuchemos bien a los demás?

Factores que impiden escuchar bien a los demas

  • Falta de enfoque. Es necesario convertirse en un buen oyente y aprender a dirigir la energía y atención a la persona que nos habla, así como observar su lenguaje corporal y expresiones.
  • Menospreciar el oír. Y exagerar el valor de hablar. Los buenos comunicadores saben como nivelar el promedio de hablar y escuchar.
  • Estereotipos. Estereotipar a otras personas tiende a hacer que escuchemos lo que esperamos en lugar de lo que dicen realmente. No hay que tratar a las personas estrictamente como miembros de un grupo, sino como individuos.
  • Fatiga mental. Estar escuchando a otros durante extensos periodos de tiempo puede ser fatigador. Para conseguir ser un buen comunicador y un buen líder debes concentrarte y sacar energía para estar siempre enfocado en la conversación.
  • Cargas emocionales. Casi todas las personas tenemos filtros emocionales que impiden escuchar ciertas cosas debido a experiencias (buenas o malas) que pueden hacernos reaccionar en el momento que se perciba una situación parecida. Si estás preocupada/o por algún tema el cual te pone a la defensiva es probable que tengas que resolver tu asuntos para poder escuchar bien lo que nos dicen los demás.
  • Egocentrismo. Si eres de las personas que piensa que solo importas tú, no escucharás a nadie. La ironía de la vida es que cuando no escuchas a alguien te haces mas daño a ti mismo que a la otra persona.

Se que es difícil controlar todos estos puntos que nos hacen perder atención y dificulta ser un buen oyente. Pero recuerda:

Para convertirte en un buen oyente, tienes que desear oír.

 

Mejorar Liderazgo: Como añadirle valor a otros

Si cultivas una actitud positiva pensando en otros te podrá ser natural ayudar y disfrutar del privilegio adicional de la influencia en la vida de otros. Cuando valoramos a las personas y les añadimos valor sin esperar nada a cambio, éstas se dan cuenta que son valoradas, que les importan a los otros. Eso hace que se sientan positivas en cuanto a sí mismas.

Mejorar liderazgo

Os propongo seis puntos importantes a la hora de añadir valor a las personas y ayudarlas a avanzar para alcanzar su potencial:

  1. Creer en la gente. Dale a las personas tu confianza y esperanza. Harán lo que puedan para no defraudarte.
  2. Compromiso. Comprométete a ayudar a las personas a cambiar sus prioridades y acciones. El amor por otros siempre encuentra maneras de ayudar.
  3. Dar sin esperar nada a cambio. Ayudarlos es un aspecto de liderazgo. Sin necesitas a la gente, no puedes dirigirlos.
  4. Ponte a su disposición. Hay que tener un contacto personal para lograr que tengan confianza en sí mismos y en la relación.
  5. Dar oportunidades. A medida que las personas que ayudas logran fortaleza, hay que darles más oportunidades para crecer y tener éxito. Eso les ayudará a continuar seguros, respetados y animados.
  6. Llévalos aun nivel superior. Tu meta siempre debe ser ayudar a las personas a avanzar a un nivel superior para alcanzar su potencial.

añadir valor a las personas

Desarrolla un medio ambiente sustentador en tu casa, en tu negocio, en tu vida. Tu meta: hacer que quienes te rodean se sientan amados, respetados y seguros. Elimina toda crítica negativa y busca solo cosas positivas para decirles a otras personas.

Recuerda: Una persona influyente tiene fé en las personas.

 

 

El efecto ganador y el fracaso como estrategia de aprendizaje

El éxito produce efectos en nuestra mente y cerebro que nos hace sentir bien y además es un estimulante para afrontar nuevos desafíos. Cada vez que ganamos nuestra bioquímica cambia y segregamos mas testosterona, y esta a su vez hace que aumenten los niveles de dopamina, un neurotransmisor que activa los circuitos neuronales con que elaboramos nuevos planes, objetivos y estrategias.

efecto ganador

Además la dopamina activa nuestro circuito de recompensa, el centro desde donde sentimos placer y que nos motiva a repetir. Si hemos ganado una vez, queremos ganar mas. El éxito es como una droga: Nos hace sentir mejor, elimina la ansiedad, elimina los miedos, elimina la depresión, mejora las capacidades cognitivas y nos hace ser mas creativos.

Sin embargo, cuando llevamos mucho tiempo ganando, nuestro cerebro corre el riesgo de intoxicarse. Un exceso de testosterona y dopamina puede hacer que nos obsesionemos con el éxito y ya no importarían tanto los objetivos iniciales. Además podría aumentar el egocentrismo y reducir la empatía.

El efecto ganador

En el otro extremo se encuentra el fracaso. Hay que aprender a llevar con naturalidad la posibilidad de fracasar. Estudios psicológicos explican que las personas se enfrentan al fracaso según su creencia implícita sobre el talento:

  • Enfoque fijo sobre el talento: Son personas que piensan que el talento y las habilidades son innatas. Este tipo de persona evita los desafíos, se rinde fácilmente ante los obstáculos, y considera el esfuerzo innecesario. El fracaso para ellos significa carencia de talento y por lo tanto su asimilación es dura.
  • Enfoque incremental sobre el talento: Son personas que piensan que el talento es fruto del tesón y el esfuerzo por mejorar. Aceptan desafíos, persisten ante obstáculos, y asumen el esfuerzo como aprendizaje. El fracaso para ellos es la prueba de que se están esforzando y es una estrategia para mejorar.

De todo esto hay que aprender que tanto el éxito como el fracaso son valores que hay que saber aprovechar en nuestra favor para crecer en nuestra vida. No podemos dejar que el éxito cambie nuestros objetivos iniciales ni que nos haga una persona egocéntrica. Al contrario, hay que aprovecharlo para seguir creciendo con mas confianza en lo que hacemos. Por otro lado, cuando fracasemos en algo, tenemos que felicitarnos por el esfuerzo, y no por los resultados. Eso nos permite mejorar y arriesgarnos mas.

Fuente: Programa Redes número 143, Eduardo Punset.

 

Actitud mental positiva en tiempos de crisis

Vivas en una etapa de tu vida buena o mala, habrás notado que el estado de ánimo nunca es estable. Tiende a subir y a bajar según acontecimientos externos y sobre todo de tu estado mental o actitud mental correcta.

Seguramente recordarás con alegría cuando te regalaron tu primera bicicleta, o cuando te subieron el salario, o cuando pudiste comprar tu primer coche.  ¡Que sensación! El estado de ánimo se dispara y alcanzas una satisfacción vital y de dicha enorme. Al contrario pasa cuando recibes una mala noticia o la pérdida de alguien o de algo importante. Tu dicha o estado de ánimo baja de forma instantánea.  Aunque después de un tiempo, el estado de ánimo tiende a recuperarse. Es lo que se conoce como tiempo de adaptación.

Estados de animo

Según la psicología, la felicidad cotidiana está íntimamente relacionada con nuestra perspectiva de las cosas y de los acontecimientos. Los seres humanos tenemos una tendencia a comparar las cosas (Fulanito es mas guapo, mas alto, mas inteligente) y a veces eso conlleva  frustración por no salir las cosas como creíamos.

También existen estudios en los que se demuestra que nuestros niveles normales o habituales de felicidad están condicionados en gran parte por factores genéticos.

perspectiva de las cosas

Es por ello, que adquirir una mentalidad positiva (aunque a veces sea imposible hasta pensarlo) nos ayudará a tener una mejor satisfacción vital, haciendo que los acontecimientos externos negativos tengan poco impacto en nuestra felicidad y cuando sean positivos, tenga mayor impacto sobre nuestra felicidad.

Una actitud mental correcta es valorar lo que tenemos, utilizar de forma positiva nuestras circunstancias favorables (salud, posesiones, amistades, familia, etc). Si estamos malhumorados, tristes o frustrados, nuestras circunstancias favorables tendrán poco impacto en nuestra felicidad.

Seguramente conozcas a personas con muchas razones para no ser plenamente feliz, algún discapacitado o alguien que ha perdido algo muy valioso en la vida, pero sin embargo, tienen una actitud mental positiva capaz de superar cualquier acontecimiento externo. En el otro extremo, hay personas que tienen todo lo que cualquier persona puede pedirle a la vida, pero no son capaces de mantener su dicha en el tiempo, tienden a no ser felices.

En estos tiempos mas que nunca, debemos centrarnos en todo lo bueno que tenemos a nuestro alrededor, disfrutar el momento, cambiar nuestro lenguaje negativo por uno positivo, sonríe siempre que puedas puesto que es contagioso, y sobre todo aprender, siempre aprendiendo.