El efecto ganador y el fracaso como estrategia de aprendizaje

El éxito produce efectos en nuestra mente y cerebro que nos hace sentir bien y además es un estimulante para afrontar nuevos desafíos. Cada vez que ganamos nuestra bioquímica cambia y segregamos mas testosterona, y esta a su vez hace que aumenten los niveles de dopamina, un neurotransmisor que activa los circuitos neuronales con que elaboramos nuevos planes, objetivos y estrategias.

efecto ganador

Además la dopamina activa nuestro circuito de recompensa, el centro desde donde sentimos placer y que nos motiva a repetir. Si hemos ganado una vez, queremos ganar mas. El éxito es como una droga: Nos hace sentir mejor, elimina la ansiedad, elimina los miedos, elimina la depresión, mejora las capacidades cognitivas y nos hace ser mas creativos.

Sin embargo, cuando llevamos mucho tiempo ganando, nuestro cerebro corre el riesgo de intoxicarse. Un exceso de testosterona y dopamina puede hacer que nos obsesionemos con el éxito y ya no importarían tanto los objetivos iniciales. Además podría aumentar el egocentrismo y reducir la empatía.

El efecto ganador

En el otro extremo se encuentra el fracaso. Hay que aprender a llevar con naturalidad la posibilidad de fracasar. Estudios psicológicos explican que las personas se enfrentan al fracaso según su creencia implícita sobre el talento:

  • Enfoque fijo sobre el talento: Son personas que piensan que el talento y las habilidades son innatas. Este tipo de persona evita los desafíos, se rinde fácilmente ante los obstáculos, y considera el esfuerzo innecesario. El fracaso para ellos significa carencia de talento y por lo tanto su asimilación es dura.
  • Enfoque incremental sobre el talento: Son personas que piensan que el talento es fruto del tesón y el esfuerzo por mejorar. Aceptan desafíos, persisten ante obstáculos, y asumen el esfuerzo como aprendizaje. El fracaso para ellos es la prueba de que se están esforzando y es una estrategia para mejorar.

De todo esto hay que aprender que tanto el éxito como el fracaso son valores que hay que saber aprovechar en nuestra favor para crecer en nuestra vida. No podemos dejar que el éxito cambie nuestros objetivos iniciales ni que nos haga una persona egocéntrica. Al contrario, hay que aprovecharlo para seguir creciendo con mas confianza en lo que hacemos. Por otro lado, cuando fracasemos en algo, tenemos que felicitarnos por el esfuerzo, y no por los resultados. Eso nos permite mejorar y arriesgarnos mas.

Fuente: Programa Redes número 143, Eduardo Punset.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s